Archivo mensual: agosto 2013

El cariñoso trato a Hitler y las banderas republicanas

1
Las relaciones de hermandad entre la España de Franco y el gobierno nazi de Adolf Hitler son innegables. Alemania ayudó de forma decisiva a la caída del gobierno republicano tras un golpe de estado dirigido por militares. Tras la guerra, la estrecha relación se mantuvo y sólo se empezó a disimular cuando comprobaron que las tropas nazis estaban abocadas al fracaso. A pesar de ello, muchos de los vencedores de aquella cruenta guerra civil poseían una profunda ideología fascista que, no sólo no disimularon, sino que han trasmitido incluso hasta la época actual.

La noticia de la muerte de Hitler, ocurrida el 30 abril de 1945, no fue recogida por algunos medios de comunicación españoles hasta el miércoles 2 de mayo. Ese día el diario “Informaciones”, dirigido por Víctor de la Serna, ofrecía el siguiente titular de portada: “Cara al enemigo bolchevique, en el puesto de honor, Adolf Hitler, muere defendiendo la Cancillería”. Un titular de lo más fantástico, que sólo pretende mostrar un falso heroísmo, ya que el líder nazi se había suicidado antes de que las tropas rusas entraran en el búnker donde se escondía. Víctor de la Serna empezó a dirigir el diario Informaciones en 1936, tras el estallido de la guerra civil, y gracias a la mediación de la embajada de Chile, pasó a la zona “nacional”. Al acabar la contienda retomó la dirección de Informaciones hasta el año 1948, momento en el que se incorporó al diario ABC.
Sigue leyendo

Frases que asustan

1
Este verano he tenido la oportunidad de contemplar en el museo Guggenheim de Bilbao la exposición “L’Art en Guerre: Francia 1938-1947, de Picasso a Dubuffet”. En dicha exposición me he encontrado con una cita de máxima actualidad, una cita que hace referencia al intento de generar una Europa donde se dividen las tareas: el Sur dedicado al turismo que es sirviente de un Norte productor e industrial, algo que cada día que pasa recuerda a lo que está ocurriendo en estos tiempos de crisis: el Sur apuesta por los hoteles, los apartamentos, los campos de golf y los casinos mientras gasta su dinero comprando tecnología fuera; mientras el Norte invierte en investigación y tecnología esperando que los sureños les sirvamos cuando ellos vengan a descansar o disfrutar de una jubilación en tierras más templadas. Al menos a eso recuerda este párrafo escrito el 9 de julio de 1940:

Alemania no firma con Francia una paz de “caballeros”. Alemania no considera a Francia su aliado, sino un estado con el cual se ajustarán cuentas tras el tratado de paz. En el futuro Francia será en Europa como una Suiza más grande, pudiendo eventualmente aportar algo en el terreno de la moda, y se convertirá en el país del turismo. Toda forma de gobierno que parezca proclive a restaurar las fuerzas de Francia se topará con la oposición de Alemania. En Europa sólo Alemania decide.

La peculiaridad de dicha frase es que fue pronunciada por el Ministerio de la Propaganda del Tercer Reich. Cosas veredes, amigo Sancho.