Descubrimientos “asombrosos”

cine
El otro día, con motivo de la fiesta del cine, una serie de salas de Madrid decidieron cobrar algo menos de 3 euros por disfrutar de películas de estreno. Ante la sorpresa de algunos iluminados la cosa fue un éxito: largas colas y ambiente festivo, algo que no se alcanzaba a ver ni en los mejores fines de semana. Algunos creían que la falta de asistencia al cine tenía más que ver con la piratería que con el coste de la entrada, y es que hay gente que parece que nunca baja de su palacio de cristal. Y esos mismos son los que pretenden solucionar los problemas económicos de Europa.

No se quieren enterar que en los últimos años se ha producido una bajada de salarios y una subida de precios a todos los niveles. Si ya sé que Montoro afirmó que no han bajado los sueldos y el IPC dice que apenas han subido los precios, pero la realidad es muy diferente. Para la gente normal, la que forma la mayoría del país, sufre recortes en su paga, ya sea de forma directa o en forma de impuestos. Eso para los que tenemos la suerte de tener trabajo, porque hay muchos que viven del subsidio del paro o directamente de los gases que forman parte de la atmósfera. Es posible que sus excelencias diputadas no hayan visto mermado su poder adquisitivo, pero podrían pensar (si lo intentan igual hasta les sale) que la mayoría de la gente no cuenta con dietas astronómicas ni sobresueldos del partido. De igual manera es posible que el precio de los Ferraris o de los áticos de la calle Serrano o Pedralbes haya bajado de precio, pero el gas, la electricidad, la comida y los transportes públicos están cada vez más caros, y eso lo notamos cada día. Creo que cualquier niño de primaria podría hacer esa simple operación matemática que tanto cuesta resolver a los gurús económicos: si los precios suben y los salarios bajan dejamos de consumir. No hay dinero para lo superfluo: se resiente el cine, los comercios, el turismo, todo menos el lujos, porque oh casualidades de vida, mientras la pobreza avanza el número de ricos aumenta.

No debería causar sorpresa que si el cine baja de precio, las salas se llenen, que si el AVE baja de precio, los trenes completen sus asientos o que si el metro de Madrid se pone por las nubes (como se ha puesto) muchos opten por la bicicleta o las caminatas (como lo demuestra la bajada de viajeros). Igual que no debería causar sorpresa que cuando suben los salarios, haya mayor crecimiento; pero claro eso igual les impide tener otro avión privado más.

Pero nada, ustedes a lo suyo, sigan con su vida de aristócratas, no miren nunca hacia abajo, no se vayan a manchar, y sigan machacándonos: suban los precios no sea que si éstos bajan mucho nos encontremos en el mismo lugar de veraneo.

Anuncios

12 Respuestas a “Descubrimientos “asombrosos”

  1. No entiendo.

    ¿Te están criticando que los salarios de mierda de los trabajadores o sus desempleos financian las ganancias de la gran empresa y los salarios de sus cipayos intelectuales y políticos? 😎

    Que de vez en vez nos den algo para entretenernos no quita la hdep de sus comportamientos tanto de la mierda empresarial como de la política.

    Saludos.

  2. Demuéstrame que si de haber las condiciones de ese corto período -a excepción del elemento “sorpresa/oferta/limitado” que genera un stress en el mercado- se mantendría la misma demanda, y por tanto la misma asistencia todos los días, y te daré la razón. Mientras tanto, este seguirá siendo un artículo poco realista, aunque nos encantara que cualquier cosa costara un euro o un par de ellos. De hecho, estoy a ver si en las tiendas de bicicletas hacen lo mismo y me compro ya una. Pero de momento nada.

    Este tipo de argumentaciones se usan mucho en la Red, pero no porque mucha gente lo repita tiene por qué ser cierta. Eso sí, sí que hay razón en que de momento el precio no han sabido estabilizarlo, o al menos alguna nueva fórmula eficiente para todos.

    Saludos.

    • KC, lo del cine es una metáfora de la tendencia, el cine a 3 euros puede ser un mal negocio para los productores, a 9 euros es un timo para los espectadores (de ahí la bajada de recaudación); de hecho hay obras de teatro por 10-15 euros, y no vas a comparar un grupo de personas trabajando para tí por ese precio a darle al botoncito de un proyector. Lo de detrás son márgenes de beneficio que parece que alguno (el que se lleva la gran parte del pastel) no está dispuesto a perder, pues a estos precios lo está perdiendo. Hace unos meses RENFE bajó los precios del AVE, he aquí los resultados: http://www.abc.es/economia/20131021/abci-aumenta-pasajeros-201310211651.html Los precios actuales del AVE no son una ganga precisamente, pero suponen que un número mayor de usuarios lo elijan sobre otros medios de transporte.

  3. Manuel, entonces la clave es equilibrar el precio de forma que sea eficiente para todos. Pero eso no significa que la clave de lo que sea eficiente sea tendente a cero, que es la explicación que parecen querer dar muchos, cuando no es más que una falacia totalmente irreal. Si RENFE bajara los precios de forma que la rentabilidad quedara por debajo no habría AVE (o sí, pero a costa de otros trenes/viajes).

    Está claro que el teatro debería costar más, pero es que a la gente también le parece caro y he llegado a oír que iría sólo por 5 euros. Como comprenderás la recaudación de 5 euros en el teatro no da para que haya teatro, más allá de lo que cuatro vecinos les apetezca hacer.

    Sucede lo mismo con la ciencia. Si te pones a bajar y bajar llegará un momento en que no será sostenible y tendrán que hacerla los vecinos en su tiempo libre.

    Saludos.

    • Si el precio del cine está muy ajustado, ¿a qué vienen estas declaraciones de González Macho?: http://www.eldiario.es/cultura/cine/Gonzalez-Macho-reflexionar-ajuste-precios_0_189331419.html

      En cuanto al teatro quizás no me expresé bien, no he dicho que sea caro, he dicho que su precio me parece más ajustado comparado con el del cine. El AVE ha ajustado precios, y según las informaciones que he leido está ganando más dinero (o perdiendo menos) con la política de rebaja de precios. Si con esta política los trenes siguen vacios entonces habrá que empezar a pensar que la obra no fue acertada.

      Hay equilibrios que están en juego, el primero que es el de partida: precio mínimo para que sea viable; el segundo: % decente que quiere ganar el empresario; tercero: % bordeando la usura que algunos empresarios quieren ganar. Entiendo perfectamente que los empresarios y autores quieran ganar dinero, como no lo voy a entender. Pero espero que entiendan que si intentan exprimir demasiado (precio muy altos), especialmente en momentos en los que mucha gente no tiene dinero para ponerlo en circulación, sus ganancias se resientan más. Y espero que también entiendan que si han de abandonar esa política de precios desmesurados para ganar algo de dinero, lo hagan.

  4. Debo de haber dormido poco, Manuel. ¿Podrías citar las palabras de Macho a las que te refieres concretamente?

    Por el otro lado de tu último párrafo tenemos quienes creen que cualquier actividad, servicio o producto puede valer un euro, sin pararse a pensar cómo funciona el proceso, cuáles son las variables y demás.

    Vuelvo a incidir en que es un término medio, pero los argumentos típicos en contra de este tema son pura demagogia barata de gente cuya mayor parte no sabe de lo que habla. Más o menos como el tema de la doctrina Parot…

    Entendí perfectamente lo que decías sobre el teatro, pero es que te vuelvo a decir que hay gente a la que una obra de teatro a 7 ó 8 euros le parece cara. Ya me explicarás tú por qué.

    Saludos.

    • Debo de haber dormido poco, Manuel. ¿Podrías citar las palabras de Macho a las que te refieres concretamente?

      Primera parte del artículo: “el sector “debe reflexionar sobre un ajuste de precios al límite del límite”.”
      Segunda parte del mismo: “Aclara González Macho que, en un sector liberalizado como es el cine, no se pueden pactar precios, porque se violaría la Ley de la Competencia, pero el presidente de la Academia sugiere “un acuerdo de una reducción general”. De modo que, “si se pacta un 20 por ciento, el que ahora cobre 8 euros que cobre 6, y el que cobra 6 que cobre 4 o 5”, apunta.”

      “Por el otro lado de tu último párrafo tenemos quienes creen que cualquier actividad, servicio o producto puede valer un euro, sin pararse a pensar cómo funciona el proceso, cuáles son las variables y demás.”

      No, ni mucho menos, no pongas lo que no digo en mi teclado. Lo que digo es que cualquier cosa es susceptible de bajar precios y cualquier margen empresarial es susceptible de disminuir, especialmente en épocas donde los salarios también son susceptibles de bajar.

      Entendí perfectamente lo que decías sobre el teatro, pero es que te vuelvo a decir que hay gente a la que una obra de teatro a 7 ó 8 euros le parece cara. Ya me explicarás tú por qué.

      Si, y también hay gente que jamás pisará un cine por muy barato que lo pongas porque se descarga las películas, pero hay otros muchos que amamos el cine, el teatro y la buena literatura, y estamos dispuestos a recompensar a los creadores por lo que nos ofrecen, pero no me gusta que me tomen el pelo con precios de ciudad del norte de los Pirineos y salarios de… pues de España y cayendo.

      Saludos

  5. Macho está diciendo precisamente lo mismo que yo: se puede reducir el precio, pero hasta un límite equilibrado, en el que sabe que pasaría lo mismo que le ha pasado a él: cerrar las salas. Obviamente habrá quienes intenten aprovecharse de subir los márgenes, como han hechos todos los directivos de bancos, telefonía y servicios en España durante todos estos años y que ahora viene a decir no sé qué imbécil de Carrefour que el beneficio empresarial ha desplazado a la clase media. Pero vuelvo a insistir: eso no significa que la solución sea poner todos los productos de Carrefour a un euro, que es lo fácil desde el punto de vista del consumidor, que generalmente desconoce totalmente todo el proceso. Yo no creo que le estén tomando el pelo a nadie y creo que ahora mismo hay muchos cines que están haciendo ofertas de todo tipo que la gente directamente no quiere conocer porque esto se ha convertido más en el “yo tenía razón”. Yo no tengo un iPhone, por ejemplo, porque no me da la gana gastarme ese dineral por un aparato que me ofrece lo mismo que otros de supuestamente “menor calidad”. Y yo no me pongo a decir que los de Apple son unos ladrones y demás (que probablemente también los haya, sobre todo en la directiva). Estamos hablando de una franja de 6-9 euros, no es algo que realmente uno no se pueda permitir. Y te aseguro que en el día a día veo cómo las mismas personas que usan argumentos típicos luego se gastan mucho más en otro tipo de cosas.

    Lo de La fiesta del Cine es lo de siempre: reflexionar con el ojo, cuando lo que hay que hacer es hacerlo con la cabeza. Más de uno pensará que la solución es poner las entradas a 2,90 y te insisto en que eso es una pura falacia de alguien que ignora muchos elementos. Que cuadre bien con el argumento de la mayoría es otro tema.

    Por otro lado, el problema no son los márgenes, sino la concentración. Ah, y además el imbécil de Carrefour lleva parte de razón, aunque nos cueste digerirlo. Lo que pasa es que él es sólo un imbécil que no tiene mérito. El mérito era haberlo dicho hace bastante tiempo.

    Saludos.

    • KC, no es que esté diciendo lo mismo que tú, es que leyendo tus réplicas me daba la sensación que criticabas cosas que yo no había escrito, igual no supe explicar lo que quería decir.

      En mi anterior comentario expliqué aspectos que no entendía sobre política de precios, pareciendo que algunos de ellos han sido generados en épocas de opulencia (si alguna vez hubo de eso) y no han cedido ante debilidad del mercado. Si no aflojan precios que luego no vengan buscando “hombres de paja” para justificar su caida en ventas. Y no me refiero a teles de plasma, productos de Mac, sino a aquellos que son de primera necesidad como transporte u otros que (a mi parecer) son importante como aquellos relacionados con la cultura. Te pongo un ejemplo: yo entiendo que la ópera o un musical sean significativamente más caros que ir a escuchar un cuartero de cuerda, pero bajo esa perspectiva no entiendo por qué es igual de caro presenciar una superproducción millonaria de Hollywood que una película nacional rodada en cuatro escenarios. Tampoco entiendo que haya obras de teatro subvencionadas con nuestros impuestos (sea por la sala o por la compañía) que tengan menor precio de taquilla que aquellas que no reciben ayudas, mientras que las películas subvencionadas tengan el mismo precio en taquilla que aquellas que se han financiado por sí misma. Y así seguiría con el tema de la música que conozco bastanta bien o del metro de Madrid que causa incomprensión incluso después de leer lo motivos de su brutal subida.

      Saludos

  6. Tienes mucha razón en todo estos temas, y habría que revisarlos, de hecho, en EEUU está empezando a extenderse esa idea de que no sería lo mismo pagar por una película en la que se han invertido 300 millones que una en la que se han invertido 2. De todas formas, piensa que la de 300 millones querrá ir a verla mucha gente porque se supone que es interesante desde el punto de vista de la producción y quizás no suceda lo mismo con la de 2 (lo visual atrae mucho al espectador). Pero claro, eso no concuerda en los países en los que se está estableciendo la idea de que hay que pagar después de la película y según el valor que cada uno le da. Y eso, siento decírtelo, no va a ningún lado, porque es perfectamente entendible que cuando alguien ha visto algo, por mucho que le haya gustado, y sobre todo en un contexto económico como el de ahora, va a pagar de menos. Y tampoco entiendo bien por qué entonces no trasladamos esa idea a otros ámbitos, como la peluquería, la mecánica de coches, los restaurantes, las farmarcias, etc

    En otro orden de cosas, no todo el mundo entiende por qué una ópera o un musical debería ser más caro que una trío de cuerda. Es más, yo creo que en España eso lo entiende el 25% como mucho, ya que la confusión que tiene la persona corriente, que no acostumbra a saber cómo funcionan los procesos, es bastante importante. Sucede lo mismo en Italia y sucede lo mismo en Grecia. Creo que casualidad no es.

    En el otro extremo tendrías a quienes creen que todo debe ser muy caro para que salga rentable, pero es que yo tampoco estoy ahí. La economía es un tema de equilibrios, te puedes ir por lo alto o por lo bajo, que si no tienes un equilibrio, y no sabes hacer que exista, tarde o temprano va a reventar. Cosa que ha sucedido en los países que ya sabemos, y que precisamente no son los que más cultura económica tienen.

    Saludos.

    • KC, cuando dices Es más, yo creo que en España eso lo entiende el 25% como mucho, ya que la confusión que tiene la persona corriente, que no acostumbra a saber cómo funcionan los procesos, es bastante importante. Sucede lo mismo en Italia y sucede lo mismo en Grecia. Creo que casualidad no es., ¿te basas en alguna estadística confeccionada por alguien sobre el tema o es una mera especulación?

  7. Obviamente no es un dato científico, es una opinión, pero tampoco repentina ni en base a nada. Lo he “comprobado” haciendo “entrevistas”. Hay muchísimas personas que no saben cómo funciona un proceso económico en todo su desarrollo (costes, mantenimientos, tributos, etc) y que parecen pensar que en cualquier empresa son todo ganancias. También lo he leído en muchos comentarios por la Red, que no dejan de ser muestras fiables de cómo piensa una persona. Igual en tu caso se eleva el % y todo el mundo tiene en cuenta todos los factores. Si es así coméntame, es algo que me interesa bastante.

    Saludos.