Cuestiones sabatinas (II): ¿hay magia en la Naturaleza?

magia
La RAE define magia como “arte o ciencia oculta con que se pretende producir, valiéndose de ciertos actos o palabras, o con la intervención de seres imaginables, resultados contrarios a las leyes naturales”. Bajo esta definición sí podemos encontrar magia en la Naturaleza. La magia estriba en nuestra propia incomprensión de los procesos naturales, nada más que en eso. Así, la Naturaleza “oculta” su forma de actuar bajo nuestra propia ignorancia, se vale de “trucos” que nosotros somos incapaces de ver e inventamos soluciones (seres imaginables o procesos imposibles) en base a esa ignorancia. Igual que no debemos recurrir al empleo de la explicación de una ayudante inmortal que no fallece al ser cortada por la sierra del mago, tampoco deberíamos recurrir a la invención de una explicación inventada en el comportamiento de la Naturaleza. Es más prudente investigar el artilugio empleado en el corte de la muchacha o estudiar e investigar las leyes que mueven el cosmos, así como sus propiedades, antes de sacar conclusiones.

Hace unos siglos teníamos explicaciones mitológicas para el movimiento de los astros, las marcas de huesos en las piedras, la aparición del relámpago, la producción de calor y luz por parte del Sol o la resurrección de individuos dados por muertos. Hoy, tras muchos años de trabajo por parte de personas inconformistas y escépticas, conocemos con tal profundidad el movimiento de los planetas que enviamos naves espaciales a su encuentro; clasificamos y datamos los fósiles, estableciendo relaciones de parentesco entre ellos, comprendiendo a la biosfera como una entidad de la que formamos parte; predecimos la aparición de las tormentas y contamos con aparatos que nos protegen de los rayos; entendemos las reacciones termonucleares que ocurren en las estrellas y las copiamos para producir energía; y también sabemos que se pueden revertir procesos que se consideran como fundamentales para la vida (entre ellos la respiración o el latido del corazón).

Aún y así seguimos encontrando magia en dicho procesos, pero empleado esta vez la segunda definición de la RAE: “encanto, hechizo o atractivo de alguien o algo”. La otra magia, la que tiene que ver con lo sobrenatural, sigue unida a los procesos para los que aún no tenemos explicación ni sabemos cómo funciona. Dado que la ciencia cada día va dando respuestas a más cosas, no es de extrañar que haya quienes quieran poner palos en las ruedas de dicha actividad: aquellos que viven de lo esotérico y lo presuntamente mágico. Y ahora no estoy hablando de los magos precisamente.

Capítulos anteriores:

¿Meritocracia para todos?

Anuncios

7 Respuestas a “Cuestiones sabatinas (II): ¿hay magia en la Naturaleza?

  1. En mi opinión la ‘magia’ existirá mientras existan las conjeturas, las subjetividades, las opiones personales… de forma anónima o inconsciente.

    Es decir, mientras no tengamos la humildad de reconocer que no tenemos ni idea de lo que hablamos, dado que no lo hemos experimentado, científicamente, por nosotros mismos.

    Dicho de otro modo; “es el camino corto-rápido de alcanzar una explicación” ¿Por qué tenemos que buscar explicación a todo? (Ese es otro tema)

  2. Esto me recordó a un artículo que escribí hace un tiempo:

    http://www.mensajedesconocido.com/la-verdadera-causa-de-la-homosexualidad/

    Escribí acerca del tema que escribes en un texto mucho más largo, de hace algunos años ya, pero en vez de magos usé la palabra ilusionistas, porque al fin y al cabo la palabra mago es bastante infantil y todo reside en ilusiones. Es impresionante lo que puede hacer el subjetivismo a la hora de interpretar cosas…

    Te estás acercando, Manuel… 😉

    Saludos.

  3. Es impresionante lo que puede hacer el subjetivismo a la hora de interpretar cosas

    Es impresionante lo que hacemos las personas cuando estamos persuadidos de que nuestras subjetividades son ciertas y/o absolutas.

    Manuel:
    ¿Somos curiosos o tenemos miedo a lo desconocido?

    • Somos curiosos y tenemos miedo a lo desconocido. Lo que pasa es que siempre hay intrépidos a los que les vence la curiosidad sobre el miedo. De ahí el refrán “la curiosidad mató al gato” 😀

    • Ya, el tema es que Galileo estaba seguro de su subjetividad y 200 gilipollas también. Pero sólo uno tenía la razón.

  4. Cierto es que satisfacer la curiosidad mata al miedo, pero no tengo miedo a los gatos.
    ¿Es el conocimiento intuitivo mágico? Desde luego no es científico porque no es consciente.¿Satisface a la curiosidad?
    ¡Cada quién es un mundo!.